000
Domingo 02.10.2022  10:53
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Cáncer
España | 22-09-2022

Traducir a :   Traducir
Biocruces participa en un proyecto para implementar la medicina de precisión en cáncer infantil   
Cada año se diagnostican más de 1.800 nuevos casos de cáncer en niños y adolescentes en España
Europa Press ( España )
Biocruces participa en un proyecto para implementar la medicina de precisión en cáncer infantil El Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces Bizkaia, de Osakidetza, participa en el nuevo proyecto Sehop-Pencil para implementar la medicina de precisión en cáncer infantil. El estudio pretende facilitar el acceso de todos los niños, niñas y adolescentes con cáncer a la medicina personalizada, independientemente de su lugar de residencia, según ha destacado Osakidetza.

El proyecto Sehop-Pencil está desarrollado por la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas y coordinado por el grupo de Cáncer y Enfermedades Hematológicas Infantiles del Instituto de Investigación de Vall d'Hebron (VHIR) y el Servicio de Hematología y Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Vall d'Hebron, y ha sido financiado con 2 millones de euros por parte del Instituto de Salud Carlos III.

En él participan, además de Biocruces Bizkaia y el Hospital Universitario de Cruces, otros once centros hospitalarios y de investigación, junto a asociaciones médico-científicas y de pacientes que, durante un período de cuatro años, diseñarán y evaluarán un programa de secuenciación de tumores infantiles a escala estatal para implementar la medicina personalizada entre los estándares de diagnóstico, tratamiento y mejorar la supervivencia, ha explicado Osakidetza.

En este proyecto participan los investigadores del grupo de oncología pediátrica de Biocruces Bizkaia, liderados por la doctora Astigarraga, jefa de Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Cruces y profesora de la UPV/EHU, que coordina la Unidad Conjunta de Investigación Clínica en Cáncer Infantil.


Esta unidad está formada por profesionales clínicos investigadores de la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Cruces/Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces Bizkaia y de la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Donostia/Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia, que, a efectos del desarrollo de la investigación clínica, trabajan en red.

Se creó con la finalidad de asegurar que la totalidad de pacientes tratados en el conjunto de la red sanitaria vasca "tengan equidad en el acceso a nuevas estrategias de tratamiento mediante la participación en los estudios clínicos que se realicen en cualquiera de las organizaciones de dicha red sanitaria". De este modo, han indicado desde el servicio vasco de Salud, todos los pacientes pediátricos diagnosticados de cáncer en Euskadi podrán participar en este estudio Sehop-Pencil.

El estudio se basa en un trabajo previo que analizó datos de 29 centros nacionales sobre dónde y cuándo se llevan a cabo estudios moleculares y de secuenciación del tumor, la tecnología que se utiliza y la aplicabilidad clínica de los resultados en cuanto al acceso a tratamientos dirigidos.

"Gracias a una encuesta, comprobamos que existen diferencias importantes en el acceso a los estudios de medicina personalizada entre diversos centros", ha indicado el jefe del Servicio de Hematología y Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Vall d'Hebron e investigador del VHIR, Lucas Moreno. Con Sehop-Pencil, ha añadido, se busca "establecer una estrategia de coordinación estatal para superar estas diferencias".

En el proyecto participarán más de 500 pacientes con tumores pediátricos tratados en cualquier hospital del territorio, y está especialmente dirigido a los casos de alto riesgo, es decir, con mayor mortalidad. Mediante diferentes técnicas, se secuenciarán los tumores en el momento del diagnóstico o en la recaída.

En palabras de la investigadora principal del grupo de Cáncer y Enfermedades Hematológicas Infantiles del VHIR, Aroa Soriano, "conocer la biología molecular del tumor ayudará a identificar alteraciones concretas que permitan ofrecer terapias dirigidas para mejorar la supervivencia".

Estos análisis ayudarán también a mejorar el diagnóstico y estratificar a los pacientes según su riesgo, lo que permitirá reducir la intensidad de tratamiento en aquellos pacientes con mejor pronóstico y, por lo tanto, disminuir la toxicidad y secuelas a largo plazo, han apuntado desde Osakidetza.

Finalmente, se estudiará la existencia de síndromes de predisposición hereditaria al cáncer, existente hasta en un 10% de los cánceres infantiles y cuya detección permite empezar programas de detección precoz en pacientes y sus familias.

Se trabajará también en el desarrollo de nuevas tecnologías, como la biopsia líquida, es decir, el análisis de muestras de sangre que pueden contener células cancerígenas o material genético que proviene del tumor. Según ha destacado Osakidetza, su estudio ofrece la posibilidad de evaluar la heterogeneidad del tumor y monitorizar la respuesta a los tratamientos de forma "más sencilla, menos invasiva y más eficiente que una biopsia de tejido habitual".

Para facilitar el acceso a las técnicas de secuenciación y la medicina de precisión por parte de todos los niños y niñas con cáncer, se establecerán redes coordinadas de expertos entre centros de oncología pediátrica nacionales, con 10 hubs o centros genómicos que tendrán la capacidad de secuenciar las muestras que lleguen de otros hospitales, con lo que se busca ayudar a "minimizar desplazamientos" para los pacientes.

El objetivo final de Sehop-Pencil será que la medicina de precisión se incorpore a la cartera de servicios de cualquier hospital y que se estudie la utilidad y efectividad de todos estos estudios.

"Esto permitirá que España se una al tren de los países líderes europeos en cuanto a oncología pediátrica que ya han incorporado estos estudios en primera línea", han indicado desde Osakideza. Pese a que inicialmente el proyecto se llevará a cabo en pacientes con tumores de alto riesgo, una vez implementado se espera poder llegar a todos los pacientes pediátricos con cáncer.

NUEVOS CASOS
Cada año se diagnostican más de 1.800 nuevos casos de cáncer en niños, niñas y adolescentes en España según la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP). Los cánceres pediátricos se consideran enfermedades raras, dentro de los cuales se engloban más de 60 tipos "muy heterogéneos" y que presentan diferencias respecto a los cánceres de adulto.

Pese a la mejora en las terapias actuales, la supervivencia se ha mantenido "estancada" durante la última década y el cáncer es la primera causa de muerte en niños mayores de un año, además de causar secuelas en muchos supervivientes.

Según ha destacado Osakidetza, "la medicina de precisión está cambiando el paradigma de tratamiento del cáncer con el objetivo de estratificar a los pacientes según su pronóstico y ofrecer terapias dirigidas más eficaces y con menos toxicidad".