000
Lunes 29.11.2021  05:51
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Adicciones y Salud Mental
Argentina | Capital Federal | 25-11-2021

Traducir a :   Traducir
El gobierno porteño confirmó que inhabilitará las licencias de los conductores que den positivo en el test de alcoholemia   
Así lo aseguró el Jefe de Gabinete de Horacio Rodríguez Larreta. La medida forma parte del Proyecto Integral de Convivencia Vial presentado en la Legislatura de CABA. Buscan aprobar la norma antes del 10 de diciembre
Infobae ( Argentina )
El gobierno porteño confirmó que inhabilitará las licencias de los conductores que den positivo en el test de alcoholemia Con el objetivo de reducir los accidentes de tránsito y fomentar la responsabilidad al volante, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsa en la Legislatura porteña un proyecto que entre sus principales puntos incluye la inhabilitación de las licencias de conducir ante casos positivos de alcoholemia.

Este miércoles el jefe de Gabinete de la Capital Federal, Felipe Miguel, fue contundente respecto a una de las medidas difundidas días atrás. “En CABA se inhabilitará la licencia por test de alcoholemia positivo”, anunció. A través de su cuenta oficial de Twitter agregó que cambiará la modalidad para obtener el registro de conducir: los exámenes prácticos se realizarán “en calles con tránsito real”.


Ambos puntos forman parte del Proyecto Integral de Convivencia Vial que presentó el Poder Ejecutivo local en la Legislatura porteña. En el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta buscan aprobar la norma antes del 10 de diciembre cuando se renueve el cuerpo legislativo.

En la Ciudad, el límite máximo tolerado de alcohol en sangre es de 0,5 gr/l para vehículos particulares, 0,2 gr/l para motociclistas y 0,0 gr/l para principiantes y conductores profesionales. Actualmente, quienes dan positivo en el test de alcoholemia “pueden regularizar su situación en un período breve de tiempo y volver a circular”, informaron desde el Gobierno porteño, y advirtieron que “el 21% de los siniestros fatales registrados en la Ciudad están relacionados con el consumo de alcohol”.

El proyecto de Convivencia Vial incluye otras reformas, una de las cuales busca que el examen práctico que deben aprobar los aspirantes a la licencia de conducir de vehículos particulares se realice en las calles de la ciudad y no en los circuitos cerrados donde se hace actualmente.

También habrá una modificación respecto al examen teórico: las preguntas pasarán de 30 a 40 y se requerirá un porcentaje mayor de respuestas correctas, ya que hasta ahora se aprueba con el 75% y se prevé que sea con el 85%.

La medida había sido adelantada la semana pasada por el secretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Mendez. “El objetivo es formar conductores responsables y mejorar su desempeño una vez que obtienen su licencia a través de sanciones ejemplificadoras”, justificó.

En tanto, aclaró que “se mantiene el acarreo de vehículo y la retención de la licencia de conducir. Si la cantidad de alcohol fuese desde 1 gr/l en adelante se establecerá una multa o 1 a 10 días de arresto”.

Con respecto al examen de manejo, avisó que “habrá mayores estándares para e examen teórico y psicofísico. “Que el examen se haga en calle pone a prueba al aspirante en un escenario muy similar al que va a enfrentarse cuando tenga su licencia. Además mejora y acerca su experiencia a lo cotidiano”, explicó Mendez.

También adelantó que habrá un cambio en la vigencia de las licencias de conducir para incentivar a los conductores “a que estén comprometidos con la convivencia vial”: de 16 a 39 años, hasta 10 años de vigencia; de 40 a 49 años, hasta 6 años de vigencia; de 50 a 69, hasta 4 años de vigencia; y a partir de los 70, hasta 2 años de vigencia.

“Necesitamos seguir avanzando. Este proyecto es una herramienta más para reforzar los controles y formar conductores responsables. No podemos aceptar una víctima de tránsito más en la calle”, enfatizó el secretario porteño. Según las estadísticas que maneja el Gobierno de la Ciudad, el 21% de los accidentes fatales están relacionados a la ingesta de alcohol. Mendez precisó que la cantidad de test positivos bajó de 3,3% a 1,4% luego de incrementar un 152% los controles.

“Hay muchas alternativas para moverse si tomaste alcohol o sabés que vas a tomar: BA Taxi, transporte público, alguien que te vaya a buscar. Un conductor designado entre tu grupo de amigos o familiares. No hay excusa para manejar si tomaste”, planteó a la ciudadanía.