000
Lunes 18.10.2021  23:00
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Adicciones y Salud Mental
Argentina | 14-10-2021

Traducir a :   Traducir
Universidad ISALUD
Jornada “Cuidado de la Salud mental de quienes integran los equipos de salud”   
Dando inicio al Ciclo de Conferencias por el 30 aniversario de la Fundación ISALUD, se llevó a cabo en el día de la fecha la Jornada titulada “Cuidado de la Salud mental de quienes integran los equipos de salud”, que tuvo como objetivo profundizar sobre cómo la seguridad de los trabajadores de la salud repercute de manera directa en la seguridad de los pacientes.
UNIVERSIDAD ISALUD ( Argentina )
Jornada “Cuidado de la Salud mental de quienes integran los equipos de salud” La actividad dio inicio con la presentación del Dr. Gustavo Tolchinsky, Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Municipal de Badalona, Secretario de la Junta de Gobierno del COMB y Coordinador del PAIMM en Cataluña, quien expresó: “El colegio de médicos se preocupa por la salud mental de los profesionales principalmente porque las competencias de los médicos pueden verse afectada negativamente por problemas psíquicos y/o conductas adictivas al alcohol o a otras drogas. Aproximadamente el 12% desarrollan a lo largo de su vida una situación así. Los médicos enfermos a menudo hacen auto diagnostico y tienen dificultad para pedir ayuda, su práctica puede verse comprometida y convertirse en un riesgo para sus pacientes. Por eso es importante crear conciencia y conocimientos prácticos para revertir esta situación”.

Además, dentro de las acciones que toma el colegio, el Dr. destacó la importancia que tiene poder analizar cada situación, promover hábitos saludables, y ofrecer formación y un programa asistencial a todo el personal. “Fundación Galatea ha crecido a lo largo de los años, elaborando desde un programa de atención individual hasta actividades como entornos de discusión de profesionales, entre otros. El PAIMM, Programa de atención al médico enfermo, está orientado a médicos en ejercicio y a atender trastornos psicoadictivos. El médico necesita ser consciente de su problema, disponer de un punto de atención y confidencialidad para poder recurrir a esa ayuda sin miedo de traspasar la línea de la intimidad, confiando en un equipo asistencial competente y un programa con voluntad rehabilitadora. Los diagnósticos de acceso son del 80% con trastorno mental, 9, 4% de abuso de drogas y 10.6% de alcohol. Llevamos más de 3400 pacientes atendidos, con más de 1000 historias clínicas activas. Durante los primeros 5 meses el número de historias se ha incrementado un 13%”, explicó.

Por otra parte, explicó que el SEPS, Programa De Soporte Emocional, nació de la constatación de que cada vez más el tipo de problemas por el cual se recurría eran del tipo emocional. “Se inició en el 2017ofrecieéndose a todos los profesionales del ámbito sanitario. Ha habido un incremento desde su implementación, gran preponderancia de personas entre 31 y 60 años y en ámbitos de atención hospitalaria de tipo primaria. Durante estos años también se hicieron estudios para saber la realidad de cada sector, para focalizar los mensajes en esos colectivos y planificar formaciones como el curso “La salud del MIR”, que es un seminario para residentes con herramientas para un desarrollo profesional saludable, o seminarios para tutores y responsables docentes sobre la salud del residente, y sobre qué hacer cuando hay una situación difícil en ese entorno. También se realizaron cursos dirigidos al entorno laboral, dirigidos a la promoción de la salud, el liderazgo de equipos sanitarios eficaces, el trabajo en equipo y la calidad de la atención, dirigido a equipos naturales”.

Como algunas repercusiones del COVID, el profesional destacó que el porcentaje de profesionales con riesgo de Bornout creció considerablemente, tanto a nivel de agotamiento, como en las horas de sueño y el estado de salud autopercibido. “La calidad de la salud mental y la realización de actividad física cayó drásticamente y el consumo de alcohol se duplicó en muchos casos. En cuanto a la manera de expresar “no poder más”, pasó de un 10% a más de un 50% en algunos casos, esto ha ido bajando pero no quita que continúen bajo muchísima presión y riesgo. Muchos profesionales incluso se han planteado dejar la profesión y manifestaron considerar pedir ayuda en servicios de salud mental”, resaltó.

Como iniciativas planteadas en torno al Covid, destacó que se llevan a cabo estudios, programas asistenciales, un soporte emocional a nivel individual, y otorgan recursos materiales para dar apoyo y formación. “Contamos con ayuda de varias entidades colaboradores que permitieron ampliar y adaptar los programas a nivel local y nacional para dar atención a profesionales de todo el país. Además, se creó el programa de teleapoyo psicológico que daba o intentaba dar respuesta con apoyo del Colegio de Psicólogos, con 3 unidades de acogida, 42 terapeutas y continuidad asistencial. La mayor parte eran mujeres de entre los 30 y 50 años y a pesar de que el programa se hizo extensivo, la demanda mayor fue en Cataluña”, manifestó.

En relación a la atención colectiva, se realizaron intervenciones en grupos, equipos y organizaciones. “Desde el 2018 hasta la actualidad hemos pasado de 6 sesiones a 4 intervenciones en el 2019 y hasta 24 intervenciones en el 2020. Han aflorado dificultades que antes parecían problemas de personalidades y ahora se plantean y abordan como problemas de la institución, focalizando en la escucha y respondiendo a la demanda explícita, con el objetivo de ayudar a los equipos a trabajar de una manera más compasiva, reforzar el encaje entre los individuos, el equipo y la organización, identificando estresores para reducirlos o eliminarlos. Todo lo que hagamos a nivel asistencial debe complementarse con la prevención. Para ello, hemos llevado a cabo múltiples cursos orientados a crear sensibilización en los profesionales para que aprendan a pedir ayuda. Además, existen cursos autoformativos que los ayudan a abordar situaciones que se pueden presentar en la práctica”, destacó.

Como reflexión final, el profesional resaltó la importancia que tiene la experiencia previa cuando se quiere brindar un servicio de salud mental a los profesionales y equipos, la cual debe tener una cierta reputación para ser creíble, llegar a mayor población y debe tener en cuenta la complejidad, ser flexible y autónoma y contar con la colaboración y participación de promotores para crecer en los momentos de crisis, donde la necesidad de incrementar los recursos excede a las posibilidades de la institución.

Como segundo expositor, el Dr. Hugo Barrionuevo, Médico Psiquiatra, Director Nacional de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la Nación, reflexionó acerca del trabajo llevado a cabo a partir del inicio de la Pandemia: “Si hay algo que nos dejó, fue aprendizaje. Desde ese momento se empezó con acciones preventivas y preparatorias, dentro de estas se trabajó articuladamente con 24 jurisdicciones, incorporando expertos en emergencias y desastres, generando recomendaciones y protocolos, capacitaciones dirigidas, incorporando el componente salud mental al Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores y Trabajadoras del Ministerio de Salud. Además, conformamos un equipo de trabajo con dos Direcciones Nacionales que pusimos a disposición de las jurisdicciones para acompañar a las Direcciones Provinciales, a los servicios de salud mental y a los equipos directamente, según las necesidades y posibilidades. Otro aspecto que tuvo la intervención fue la presencia de actores externos a las instituciones, esto generó condiciones para que sientan mayor confidencialidad”.

Además, agregó para finalizar que fue muy importante el reclamo recibido para que la información sea sistematizada y clara, “Esto nos permitió que el campo de lo mental tenga un protagonismo nunca visto en nuestro país y que los equipos de salud empiecen a pensar en las emociones como un obstaculizador para dar una buena asistencia”.

Como última exponente, la Dra. Silvia Bentolila, Médica Psiquiatra y Sanitarista. E Integrante del Equipo Regional de respuesta frente a emergencias sanitarias OPS/OMS resaltó la importancia de pensar a la salud mental como algo integral: “Previo a la pandemia, los equipos de salud ya tenían una afectación en la salud mental, con cuadros de consumo de sustancias, depresión e índices de burnout en la comunidad de la salud. En muchos programas dedicados a tratar a los médicos se veía que este estaba asociado al estrés y a otros trastornos psiquiátricos y padecimientos. Dentro de esta problemática, nos encontramos con grupos de riesgo: los primeros años de profesión, las mujeres y particularmente algunas especialidades. Esto deja en evidencia la importancia de enfocarse en estrategias políticas que consideren estos factores de riesgo, porque si no les damos elementos de protección ese riesgo se acrecienta aun más. La tensión de compatibilizar la eficiencia en el trabajo con la demanda a nivel familiar, impactan directamente en la salud mental y general. Por eso el cuidado de la salud mental de quienes integran los equipos de salud no es igual al cuidado de la población general”.

Para culminar, la Dra. enfatizó: “Hay que pensar que quienes formamos parte de equipos de salud, estamos contantemente expuestos a una situación de hiperalerta, con consecuencias psicofisiológicas adversas. La necesidad de sentirse eficientes es el factor que más incide en el desgaste profesional. Hay un impacto somático importante que nos hace más vulnerables al burnout, por eso es importante que estas reacciones esperables no se transformen en padecimientos, es una oportunidad para mostrar la situación de crisis y la necesidad de aplicación de estrategias de cuidados que deben contemplar la formación, la promoción de la salud y estrategias organizacionales”.

Ver el evento completo en Canal de YouTube de ISALUD