000
Martes 19.10.2021  00:25
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Políticas
Argentina | Córdoba | 13-10-2021

Traducir a :   Traducir
Es la vejez una enfermedad, como plantea la OMS?: qué dicen desde Córdoba   
El Inadi se pronunció en contra de la intención de la OMS de incluir a la vejez dentro de a Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados. Argumentan especialistas y personas mayores.
La Voz del Interior ( Argentina )
Es la vejez una enfermedad, como plantea la OMS?: qué dicen desde Córdoba Luego de conocerse que la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere incluir a la vejez dentro de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados, el arco de organizaciones de adultos mayores y especialistas repudiaron lo que califican como un “retroceso de 70 años”.

Instituciones como el Inadi expresaron a través de un comunicado su rechazo a esta medida, ya que entiende a la vejez “como una etapa natural más, y no patológica, del curso de la vida”.

“El envejecimiento está dentro del proceso evolutivo de la vida, es un ciclo vital que en ningún caso constituye en sí mismo un proceso patológico, un estado de enfermedad o de disminución de capacidad”, aclararon desde el organismo.

El Manual de Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados es revisado por la OMS en forma periódica y el próximo será publicado en enero de 2022.

Sandra Hiriart es psicóloga egresada de la Universidad de Buenos Aires, gerontóloga y especialista en violencia familiar, y desde hace 13 años trabaja en la oficina de violencia doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“Durante mucho tiempo, los geriatras y gerontólogos, y desde las universidades y las sociedades científicas, se ha trabajado mucho para reducir todo lo que tiene que ver con estereotipos, prejuicios de los cuales son destinatarias las personas mayores y que tienen que ver con el ‘viejismo’: los mitos y las representaciones que incluyen toda forma de discriminación de una persona solamente por ser mayor, solamente por contar con más años”, explicó.

Luego ejemplificó: “Algunos de estos prejuicios son la idea de la rigidez de carácter, la dificultad para aprender cosas nuevas, la ausencia de productividad, de hacer emprendimientos y el disfrute de la sexualidad. La intención de la OMS es contradictoria, reforzaría estos prejuicios”, añadió Hiriart.

Hiriart contextualizó la temática en un mundo “que envejeció”.

“Las personas vivimos más años y esto es un gran logro de la humanidad, el tema es si vivimos con más o menos calidad de vida, cómo llegamos a este logro. Argentina tiene aproximadamente el 14,3 por ciento de su población envejecida: la proyección, desde el último censo, es que sobre unos 44 millones de argentinos que somos, seis millones y medio tendrían 60 años y más”, indicó.

Luego detalló que esos 6,5 millones están concentrados en nueve ciudades de nuestro país, y además hay una creciente proporción de mujeres, que viven más que los hombres. “Si la OMS declarara a la vejez como enfermedad, tendríamos a 6,5 millones de personas consideradas enfermas”, explicó Hiriart.

CONTRADICCIÓN
Todo ese trabajo de años de las instituciones que trabajan con adultos mayores se vio reflejado en la Convención Interamericana sobre la protección de derechos humanos de las personas mayores y que, según los especialistas, entra en contradicción con lo que pretende la OMS.


Ruth Ahrensburg, fundadora de la asociación con Voz y miembro del grupo “Fuerza Mayor. Círculo de tambores” –que nació como parte de un proyecto sociorrecreativo cultural y artístico en 2015 en espacios de trabajo con personas mayores y en conjunto con la Universidad Nacional de Córdoba (UNC)–, se refirió a tal contradicción: “Esta decisión de la OMS va en contradicción con las acciones de otros organismos internacionales, incluso de la misma OMS, ya que esta consideración de vejez es sumamente limitante. En tanto enfermos, nos pone como dependencia de terceras personas y nos niega la posibilidad de ser sujetos activos de derechos y de tener la posibilidad de tomar nuestras propias decisiones; por ejemplo, la decisión de cómo administrar nuestro dinero, con quién vivir y la administración de lo cotidiano”.

“Es momento de ratificar los derechos de la convención y no de dar pasos que marcan un retroceso de 70 años. Es momento de reforzar el derecho a una vejez digna, en la que se cuide nuestra integridad física y mental, la seguridad social, los ingresos vitales, la inclusión digital en estos tiempos de pandemia, para no quedar tan aislados. Creemos que es un momento de revisión de estereotipos y de prejuicios”, explicó.

En cuanto a las consecuencias que esto provocaría, Ahrensburg indicó: “Considerar a la vejez como enfermedad nos niega la posibilidad de autodeterminación”.

Lukas Esquivel es profesor del grupo Fuerza mayor. Círculo de tambores y cuenta que el pasado 2 de octubre, en la presentación que solían hacer anualmente en la vía pública (interrumpida durante 2020 por la pandemia), hicieron foco en el posicionamiento que pretende hacer la OMS.

Las personas miembros del grupo hicieron sonar fuerte sus tambores en la plaza San Martín y realizaron intervenciones en la vía pública, en las que se representaron los estereotipos negativos de la vejez para revertirlos.

“Desde proyectos como el nuestro, así como también de organismos gubernamentales, independientes y la comunidad en general que trabaja con adultos mayores, se vieron afectados y obligados a generar una reflexión sobre el tema. Creemos que es un claro retroceso de las políticas que se vienen desarrollando desde la década del ‘80?, explicó Esquivel.

Luego añadió: “Incluso se contradice con la misma OMS, que promueve la “década de la vejez”, que va de 2020 a 2030, para generar acciones destinadas a construir sociedades para todas las edades y un envejecimiento saludable.