000
Miércoles 16.06.2021  21:03
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Farmacología
Estados Unidos | 10-06-2021

Traducir a :   Traducir
Merck presenta sus últimos avances en el tratamiento del cáncer de pulmón y de vejiga durante ASCO21   
Los nuevos resultados de tepotinib y avelumab para el abordaje de estos tumores destacan en el congreso de referencia en oncología
Gaceta Médica ( España )
Merck presenta sus últimos avances en el tratamiento del cáncer de pulmón y de vejiga durante ASCO21 Un año más, los avances más importantes en cáncer a nivel mundial han centrado la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO). Durante esta cita internacional, Merck, compañía líder en ciencia y tecnología, ha presentado más de 40 abstracts, entre los que destacan estudios prometedores en cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) y cáncer urotelial (CU).

Respecto al primero, destacar que, a principios de este año, la Agencia Americana del Medicamento (FDA) anunciaba la aprobación de tepotinib para el tratamiento de pacientes adultos con CPCNP con alteraciones por omisión del exón 14 del gen MET (factor de transición mesenquimal-epitelial), basándose en los resultados del estudio VISION. En esta línea, y durante el congreso, “se han actualizado datos del estudio VISION en los pacientes que presentaban metástasis cerebrales objetivándose que tepotinib tiene una actividad cerebral relevante además de la actividad sistémica”, explica Enriqueta Felip, jefa del departamento de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y jefa de la unidad de Cáncer de Oncología Torácica del Instituto de Oncología Vall d’Hebron (VHIO), a GACETA MÉDICA.

Asimismo, “se han presentado resultados en CPCNP y amplificación de MET, observándose una prometedora actividad de tepotinib en este subgrupo de pacientes, sobre todo, en los que no habían realizado tratamiento sistémico previo”, añade la experta

Por su parte, Danny Bar-Zohar, director global de Desarrollo del Negocio de Healthcare de Merck, comenta que “estos datos subrayan el beneficio potencial que esta terapia de precisión puede ofrecer a ciertos subgrupos de pacientes con CPCNP, como aquellos con alteraciones de MET o metástasis cerebrales, que se asocian con una enfermedad agresiva y de mal pronóstico, y para quienes las opciones de tratamiento dirigido son actualmente limitadas”.

“En pacientes con adenocarcinoma de pulmón avanzado y mutación EGFR, uno de los mecanismos de resistencia es la amplificación de MET. Tepotinib puede ser un fármaco eficaz en revertir dicha resistencia”

Enriqueta Felip
En este sentido, la terapia dirigida ha representado un gran avance en el tratamiento personalizado de subgrupos de pacientes con cáncer de pulmón avanzado definidos molecularmente y se sigue investigando en esta línea. Así pues, Felip indica que “en pacientes con adenocarcinoma de pulmón avanzado y mutación de EGFR, uno de los mecanismos de resistencia a inhibidores tirosín-kinasa de EGFR es la amplificación de MET” y añade que “tepotinib puede ser un fármaco eficaz en revertir dicha resistencia. En un estudio muy interesante (INSIGHT 2) se está analizando la combinación de tepotinib/osimertinib en pacientes con mutación de EGFR a la progresión de osimertinib y que presentan una amplificación de MET como mecanismo de resistencia”.

Desarrollo de terapias innovadoras para tumores desafiantes
El foco de investigación de la compañía se centra en el descubrimiento y desarrollo de nuevas opciones terapéuticas capaces de hacer frente a aquellos tipos de cáncer que presentan necesidades médicas no cubiertas. “Desde Merck enfocamos nuestros esfuerzos en la biología del tumor con medicinas first-in-class e investigamos terapias en monoterapia y en combinación que actúen a nivel del sistema inmunológico y del tumor”, especifica el director global de Desarrollo de Healthcare de Merck.

En este ámbito, ASCO ha sido el escenario para la presentación de 19 abstracts de Bavencio (avelumab), terapia desarrollada conjuntamente por la Alianza Merck-Pfizer, en tres indicaciones aprobadas en cánceres avanzados difíciles de tratar: carcinoma urotelial (CU), carcinoma de células renales y carcinoma de células de Merkel.

“Estos datos fortalecen la creciente evidencia que respalda avelumab en patologías complejas y avanzadas”

Danny Bar-Zohar
De los resultados presentados, destacan los análisis de subgrupos de JAVELIN Bladder 100 que vienen a confirmar su beneficio en la supervivencia global de los pacientes con CU avanzado en mantenimiento de primera línea independientemente del estado de PD-L1, la localización de la enfermedad, el intervalo libre de tratamiento y los subtipos genómicos. “Estos datos fortalecen la creciente evidencia que respalda avelumab en patologías complejas y avanzadas”, señala Bar-Zohar.

En busca de nuevas maneras de tratar el cáncer
A su vez, Merck está apostando por el desarrollo de terapias dirigidas a inhibir la respuesta al daño del ADN (DDR) para diversos tumores. “El DDR es un proceso celular fundamental que puede tener un gran potencial clínico, ya que aprovecha la inestabilidad genómica inherente al cáncer”, puntualiza Bar-Zohar, por lo que podría tener el potencial de transformar el tratamiento del cáncer tanto en monoterapia como en combinación con inmunoterapia, quimioterapia o radioterapia.

“Hemos lanzado un nuevo programa de ensayos clínicos llamado DDRiver™ y ya estamos liderando más de 10 estudios para investigar el posible potencial antitumoral basado en la inhibición de la vía del DDR”, añade. En este sentido, la compañía cuenta con berzosertib, uno de los inhibidores de ATR más avanzados dentro de la industria.

Por otro lado, el programa de ensayos clínicos INTR@PID continúa en curso y está diseñado para evaluar la eficacia de bintrafusp alfa (anti PD-L1/TGF-ß trap) —la primera inmunoterapia bifuncional en investigación de su clase—, en distintos tipos de tumores como el cáncer de vías biliares, cérvix, pulmón o mama triple negativo.

“El TGF-ß es una citocina asociada a la propagación del tumor y su potencial metastásico, como la inmunosupresión local, la fibrosis, el crecimiento de los vasos sanguíneos del tumor y la resistencia a la quimioterapia o radioterapia. Atrapar TGF-ß en el microambiente tumoral, además del bloqueo de PD-L1, podría ser un enfoque transformador en diferentes tipos de tumores”, finaliza Bar-Zohar.