0000
Jueves 09.04.2020  01:29
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ciencia y Tecnología
Argentina | 25-03-2020

Traducir a :   Traducir
El infectólogo Pedro Cahn dijo que el resultado de la cuarentena se verá recién en 12 o 15 días­.
"Se va a poner peor antes de mejorar"­   
El especialista, uno de los máximos referentes científicos de VIH del mundo e integrante del Comité de Expertos que asesora al Ministerio de Salud explicó varios puntos claves sobre el coronavirus. "Es un momento para ponernos a prueba como sociedad, para demostrar que somos capaces de pensar en el otro"
La Prensa ( Argentina )
"Sabemos que no estamos en el pico de la curva de la pandemia, y esto se va a poner peor antes de que mejore", aseguró el infectólogo Pedro Cahn ante el anuncio de los primeros casos de transmisión comunitaria de coronavirus en el país, y consideró que esta situación "no afecta" las medidas ya tomadas.­

El reconocido especialista, uno de los máximos referentes científicos de VIH del mundo e integrante del Comité de Expertos que asesora al Ministerio de Salud de la Nación, afirmó que "el resultado de la cuarentena lo veremos recién en 12 ó 15 días".­

- Se anunció que empezó a haber transmisión comunitaria, ¿qué implica esto en la curva de la epidemia?­

- Desde el primer momento supimos que iba a suceder. La notificación de la transmisión comunitaria nos indica que van a aumentar el número de casos. Era lo esperable por cómo evolucionó la pandemia en otros países, y porque -además- como se aumentaron las bocas de diagnóstico (a partir de la descentralización de las pruebas) se detectarán más. Los casos que se notifican cada día son de contagios previos, o sea que el efecto de la cuarentena lo vamos a ver en 12 ó 15 días.­

- ¿Esta confirmación hace que haya que tomar alguna medida adicional?­

- No, porque el objetivo de las medidas que ya se tomaron es que el crecimiento de esa curva no sea exponencial. Lo que pretendemos es que que la cantidad de casos graves sea menor, por eso pedimos a las poblaciones de riesgo que el aislamiento sea tan estricto, y que no se sature el sistema de salud porque no es lo mismo atender mil personas en una semana que 100 por semana durante 10 semanas. No hay sistema de salud en el mundo, ni siquiera en Europa o Canadá, que pueda atender mil insuficiencias respiratorias en un día. Una de las situaciones más tremendas que puede enfrentar un médico es lo que está pasando hoy en Italia y España, que tienen cuatro pacientes para meter en un respirador y sólo poseen uno, y entonces deben elegir a quién se lo dan.­

- Mencionaba Italia, ¿por qué resultó tan afectada?­

- Hay varias teorías. A principio de año hubo una feria muy importante de la moda y el calzado en Milán que recibió mucho turismo proveniente de China, y probablemente hayan introducido el virus en forma involuntaria. Por otra parte, Italia tiene una población muy longeva, sobre todo en el norte. También tuvo un proceso de ajuste económico muy fuerte en los últimos 10 años que afectó a la salud. Además, cometieron el error de no decretar la cuarentena rápidamente.­

- Todavía hay personas que se preguntan por qué no se paró el mundo con pandemias anteriores como la gripe por N1H1, en 2009, y ahora sí...¿cuál es la respuesta?­

- Hay tres razones. La primera es que el de hoy es un virus completamente nuevo. La gripe de 2009, si bien se trató de una mutación del virus de la influenza, de base ya lo conocíamos. La segunda es que para influenza había vacunas, pero para coronavirus no hay. Y la tercera es que para influenza teníamos tratamiento y para ésta no. Es una enfermedad que encuentra a la humanidad cien por ciento susceptible, entonces se expande como un incendio en una pradera seca.­

- ¿Qué sabemos hoy del Sars-Cov-2?­

- Poco. Sabemos que es fácilmente transmisible de persona a persona con un índice de reproducción de 2,3, significa que una persona con el virus se lo transmitirá a otras dos o tres. Conocemos que no vuela por el aire, y que si vos estás a un metro y medio o dos metros, si la persona toce o estornuda difícilmente te lleguen las partículas. También que el 80% de las personas que lo contraigan van a desarrollar formas leves de la enfermedad, un cuadro gripal con fiebre, dolor de garganta, pero no le va a pasar más que eso. Un 15% que harán neumonías, pero hay un 5% va a requerir cuidados intensivos, y eso no depende del virus sino de la respuesta inflamatoria del organismo. La mayoría de las personas menores de 50 años tienen formas benignas de la enfermedad, mientras que de 60 para arriba empiezan a tener problemas duplicando las formas graves cada 10 años. Eso significa que una persona de 70 tiene el doble de riesgo de tener una forma grave que los de 60, los de 80 el doble que los de 70, etc.­

- ¿Una vez que la persona tuvo el virus y se curó, puede volver a infectarse?­

- Hubo información de algunos casos aislados de re-infección en China, pero no hay datos concluyentes de esto. Lo esperable es que el virus genere inmunidad por dos razones: por un lado porque acota la cantidad de personas susceptibles a futuro, pero además porque si no dejara inmunidad permanente la vacuna no serviría para nada. Pero es un dato que aún no sabemos.­

- Finalmente, ¿las medidas que se tomaron en el país fueron adecuadas?­

- Si uno mira la foto del momento que se tomaron las medidas en Argentina parecen desproporcionadas en relación a los casos que había. Pero, si se mira la película, teniendo en cuenta lo que está pasando en España o Italia, estuvieron muy bien. El aislamiento social preventivo es la mejor manera de reducir la circulación del virus, ninguna cadena de transmisión es más fuerte que el más débil de sus eslabones, es decir, si no contraigo el virus no lo puedo transmitir. Esta es una medida muy gravosa para el país con consecuencias económicas que no podemos ni imaginar aún, que deja a muchas personas en una situación muy difícil, se va retrasar la recuperación económica del país, pero el aislamiento era necesario. Es un momento para ponernos a prueba como sociedad, para demostrar que somos capaces de pensar en el otro.­

Los tratamientos que se están probando
Dos antivirales y dos antiinflamatorios son la base de los cuatro tratamientos que se están probando en pacientes con Covid-19, y que forman parte del estudio "Solidarity" de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo encontrar rápidamente una respuesta frente a la pandemia de coronavirus, explicó el infectólogo Pedro Cahn.

"Hay cuatro tratamientos que se están realizando dentro del estudio mundial "Solidarity" impulsado por la OMS que son: remdesivir, hidroxicloroquina, ritonavir/lipinavir y con la combinación ritonavir/lopinavir e interferon-beta", detalló Cahn, director médico de la Fundación Huésped.

El especialista explicó que "la base de estos tratamientos son distintas, el rendesivir, por ejemplo, es un antiviral directo que actúa en una etapa temprana de la evolución del virus una vez que entró a las células".

Sobre los estudios con esta droga, Cahn refirió que "faltan datos para saber sobre su seguridad y eficacia. Hay muchos estudios en marcha, y estimo que en unos 60 días vamos a tener alguna información más definitiva".

Respecto del ritonavir/lopinavir, el especialista recordó que "es un inhibidor de la proteasa que se usaba mucho en VIH, pero ahora se dejó de usar porque se administra en cuatro comprimidos y produce algunos trastornos digestivos y se reemplazó por nuevas drogas que tienen la misma función, se toman en un comprimido y menos efectos secundarios".

Y continuó: "Hay un estudio pequeño que se realizó y no demostró eficacia, pero hay que seguir estudiando porque se utilizó sobre pacientes que ya tenían la enfermedad muy avanzada. Sin embargo, hay quienes plantean que en otro momento de la enfermedad puede ser efectiva".

Por su parte, la hidroxicloroquina y el interferón beta son antiinflamatorias, es decir que actúan sobre la respuesta inmunológica. Lo que harán estas drogas, en teoría, es modificar la respuesta agresiva que el organismo tiene sobre el virus.

Consultado sobre las vacunas, Cahn sostuvo que "se están realizando muchos estudios, incluso algunos ya se están probando sobre humanos, pero va a faltar mucho tiempo para que haya una novedad sobre esto".