0000
Domingo 19.01.2020  05:01
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Farmacología
Reino Unido | 14-01-2020

Traducir a :   Traducir
La vacuna contra el colesterol llegará a la sanidad pública inglesa este año mediante un gran ensayo   
Inclisiran promete mantener el colesterol a raya con solo dos pinchazos al año.
ABC España ( España )
El Servicio Nacional de Salud (NHS) en Inglaterra pondrá este año a disposición de los pacientes una vacuna que reduce el colesterol malo, como parte de un ensayo clínico a gran escala, tras llegar a un acuerdo con el laboratorio fabricante Novartis, informan medios britanicos.

Millones de personas toman diariamente píldoras de estatinas para reducir el colesterol, pero este nuevo medicamento llamado inclisiran promete mantener el colesterol a raya con solo dos pinchazos al año.

El secretario de Salud, Matt Hancock, destacó que la iniciativa podría salvar 30.000 vidas durante la próxima década.

Cuando los niveles de colesterol en sangre se elevan por encima de los 240 el riesgo de sufrir un infarto de miocardio se duplica comparado con aquellos que lo mantienen en 200. Cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol que circula por la sangre, el sobrante se deposita en la pared de la arteria y contribuye a su progresivo estrechamiento originando la arterosclerosis.


El nuevo medicamento funciona «silenciando» el gen PCSK9 para que el hígado absorba más colesterol «malo» de la sangre y lo descomponga.

Los ensayos de inclisiran presentados en la Sociedad Europea de Cardiología el año pasado mostraron que podría reducir los niveles de colesterol malo a la mitad en semanas. El profesor Kausik Ray, que dirigió esos ensayos, del Imperial College London, aseguró que esto le da un potencial «enorme», informa la BBC. Y el Departamento de Salud y Atención Social dice que evitaría 55.000 ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares cada año por cada 300.000 pacientes tratados.

El NHS invitará a participar en este gran ensayo a los pacientes que no hayan sufrido un ataque cardíaco o un derrame cerebral, pero que corran un alto riesgo de sufrir uno. Las autoridades sanitarias calculan que unas 40.000 personas podrían cumplir este requisito.