0000
Viernes 22.11.2019  13:07
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Epidemiología, SIDA y E.T.S.
Estados Unidos | 08-11-2019

Traducir a :   Traducir
Los científicos estaban buscando el próximo Ébola, pero EE.UU. cortó su financiación.   
Predict, un programa de investigación del gobierno, buscó identificar los virus animales que podrían infectar a los seres humanos y prevenir nuevas pandemias.
clarin.com ( Argentina )
En una acción que preocupa a muchos expertos en salud pública, Estados Unidos cerrará un programa de vigilancia para detectar virus peligrosos de animales que algún día podrían infectar a humanos.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente estima que cada cuatro meses se descubre una nueva enfermedad animal que también puede infectar a los humanos. Poner fin al programa, temen los expertos, dejará al mundo más vulnerable a patógenos letales como el ébola y el MERS.

El programa, conocido como Predict y manejado por la Agencia para Desarrollo Internacional de EE.UU. (USAID) fue lanzado hace 10 años y ha costado unos 207 millones de dólares.

La iniciativa encontró más de mil virus nuevos, incluyendo una nueva cepa del ébola. Predict también entrenó a unas 5 mil personas en 30 países africanos y asiáticos y ha construido o reforzado 60 laboratorios de investigación.

Dennis Carroll, que supervisó Predict, dijo que cerraría debido “al ascenso de burócratas reacios a los riesgos”.

Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance, una organización global de salud que recibió fondos del programa, señaló que Predict “era un enfoque para evitar pandemias, en lugar de sentarse a esperar a que surjan y luego actuar. Eso es costoso.

“Estados Unidos gastó 5 mil millones de dólares combatiendo el ébola en África Occidental”, añadió. “Esto cuesta mucho menos”.

El objetivo de Predict era acelerar y organizar la cacería de zoonosis, aquellas enfermedades que pueden transmitirse de animales a humanos.

El ébola circula en murciélagos y chimpancés, mientras que el SARS fue encontrado en gatos civetas en cautiverio en China. En el Sur de Asia, el virus nipah llega a los humanos a través de cerdos y savia de datileras infectada por murciélagos portadores del virus. En Arabia Saudita, el MERS también es transmitido por murciélagos; infectan camellos, que luego infectan a humanos.

Estos hallazgos llevaron a nuevas formas de evitar que esas enfermedades se conviertan en infecciones en humanos: cerrando mercados donde se sacrifica vida silvestre para alimento; colocando faldas de bambú a frascos recolectores de savia para mantener alejados a los murciélagos, o encerrando en corrales a cerdos y camellos.

Personal de Predict ha investigado brotes de enfermedades misteriosas en muchos países. Una cuadrilla demostró que unas nutrias en peligro de extinción en un zoológico de Camboya murieron a causa de lo que comieron: pollos crudos infectados con gripe aviar.

Un laboratorio de Predict ayudó a identificar virus transmitidos por murciélagos a los que un equipo infantil de fútbol podría haber estado expuesto mientras estuvo atrapado durante semanas en una cueva en Tailandia

Permitir el fin de Predict “es realmente desafortunado, y lo contrario a lo que nos gustaría ver que sucediera”, dijo Gro Harlem Brundtland, ex Primer Ministro de Noruega y ex director general de la Organización Mundial de la Salud. “Los estadounidenses necesitan entender lo mucho que la seguridad de su salud depende de la de otros países, a menudo países que no tienen capacidad para hacer esto”.

Aunque USAID está “orgullosa y feliz respecto a la labor que Predict ha realizado”, el programa cerrará porque llegó al final de un ciclo de financiamiento, dijo Irene Koek, subadministradora interina de la oficina de salud global de USAID.

Predict colocaba con frecuencia detectives médicos en el campo, entrenando a médicos locales, veterinarios, guardabosques y otras personas para recolectar muestras de animales salvajes y domésticos.

El programa patrocinó el modelado para predecir dónde había probabilidades de que surgieran brotes.

Después de ese brote de ébola en África Occidental, investigadores de Predict determinaron con exactitud qué especie de murciélago portaba la cepa ébola-Zaire que lo causaba. Otra cuadrilla en Sierra Leona descubrió una nueva cepa, conocida ahora como Bombali ebolavirus.

Distinciones como ésa son importantes para decir a la gente —en especial a la que come murciélagos— cuáles especies son peligrosas.

“Generamos un libro ilustrado sobre cómo mantener los murciélagos fuera de las casas colocando mosquiteros en ventanas o mallas debajo de la paja del techo”, dijo Jonathan Epstein, un veterinario de EcoHealth Alliance. “Ése es el tipo de cosa que Predict pagaba”.

“Estábamos llegando al punto de tener una fuerza laboral capacitada que podía recolectar muestras de animales y laboratorios que podían detectar virus desconocidos, no sólo los conocidos”, añadió.

“Una vez que se detenga, va a ser difícil mantener ese nivel de capacidad”, señaló Epstein.