0000
Domingo 15.09.2019  19:59
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Farmacología
Argentina | 11-09-2019

Traducir a :   Traducir
Apuran el acuerdo para congelar el precio de los medicamentos   
El Gobierno busca cerrar el trato con los laboratorios esta semana y que rija hasta el 30 de noviembre
La Nación ( Argentina )
José Luis Brea
Luego de 10 días económicamente agitados, que incluyeron los anuncios de “reperfilamiento” de la deuda pública, las restricciones a la compra y transferencia de dólares, y la alta volatilidad en el precio de la moneda norteamericana, el Gobierno y los laboratorios (nacionales y extranjeros) retomaron esta semana las negociaciones para llegar a un acuerdo que permitiría congelar el precio de los medicamentos por algo más de dos meses.

Las conversaciones venían bien encaminadas hasta hace unos 15 días, pero luego de que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció la reprogramación de algunos pagos de la deuda, el dólar saltó a $62 y los encuentros quedaron en suspenso, aunque el intercambio de propuestas y contrapropuestas continuó por vía telefónica, confirmaron fuentes oficiales y privadas.

Ahora, con el dólar nuevamente en torno de $58, la intención de la Secretaría de Salud es acelerar los tiempos. Los medicamentos tienen un alto componente importado que depende de los vaivenes del dólar y que impactan en los precios finales al consumidor. Para tomar en cuenta esas oscilaciones, el Gobierno propuso fijar una franja “razonable” como referencia para el acuerdo. Si se superara, este quedaría sin efecto.

El último borrador del convenio habla de un congelamiento de precios de una canasta básica de medicamentos hasta el 30 de noviembre próximo, con la inclusión de un aumento acotado de 10% promedio respecto del nivel de precios anterior a las PASO del 11 de agosto, cuyo resultado disparó una ola de inestabilidad financiera que aún perdura. En el caso de los remedios que hayan superado ese porcentaje de aumento, la intención oficial es que los laboratorios retrotraigan los precios a ese nivel. Se trata del punto más discutido, pero no es el único. Según fuentes de la industria, el congelamiento “les costaría 1000 millones de pesos”.

En la canasta de precios congelados entraría en principio un 70% de la oferta, incluyendo antibióticos, analgésicos, antihipertensivos, betabloqueantes y medicamentos oncológicos, entre otros.

En la negociación también se coló otra discusión casi permanente: los precios de los medicamentos que los laboratorios proveen al PAMI, la obra social de los jubilados y pensionados. El acuerdo vigente entre la industria y el organismo, que empezó a regir el 1° de abril y que se extiende hasta marzo de 2020, prevé ajustes de precios trimestrales con un tope: la inflación del período. Los “precios PAMI” no pueden superar en su aumento el índice de precios al consumidor, de allí que son más baratos que para el común de los compradores ya sean particulares o con otras coberturas médicas. La brecha con los mismos medicamentos se ubicaba entre un 22 y un 25% hasta mediados del mes pasado, pero tiende a ampliarse, confirmaron las fuentes.

En el primer trimestre del acuerdo (abril, mayo y junio) no hubo mayores problemas y tampoco en el primer mes del segundo trimestre, julio, que mostraba una inflación de 2,2% y en un proceso de desaceleración. Pero todo cambió luego de las PASO y ahora se espera una inflación alta en agosto y septiembre, de al menos 4,3% y 5,8%, respectivamente, según el último relevamiento de expectativas de mercado (REM) del Banco Central, lo cual hace que el desfase entre los “precios PAMI” y los otros se amplíe. Achicar esa brecha es uno de los objetivos de los laboratorios.

Paradojas de la crisis. Apremiado, el Gobierno tiene que acercarse a las cámaras de laboratorios a las que el año pasado excluyó del acuerdo con el PAMI y a las que incluso denunció ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC). En la industria no son pocos los que ironizan con esta situación, pero aclaran que están dispuestos a “colaborar”.

Hoy, los laboratorios nacionales nucleados en la cámara sectorial, Cilfa, terminarán de pulir la posición que llevarán ante los negociadores del Gobierno, el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, y el coordinador de la Jefatura de Gabinete, Nicolás Pavlovsky.