0000
Jueves 22.08.2019  15:59
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Políticas
Argentina | 11-07-2019

Traducir a :   Traducir
Encuentro Nacional de Chagas   
Chagas: Argentina actualiza estrategia para lograr la eliminación de la transmisión.
El Sureño ( Argentina )
BUENOS AIRES.- El Encuentro Nacional de Chagas se realizó en Argentina con el propósito de consensuar medidas y aunar esfuerzos para avanzar hacia la eliminación de la transmisión vertical (de madre a hijo) y vectorial de la enfermedad en el país, con la cooperación y el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).
La reunión contó con la presencia del secretario de Gobierno de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, y la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham. Contó con la participación de autoridades nacionales y representantes de todas las provincias, además de especialistas, referentes de universidades, centros de investigación y diferentes organizaciones locales que abordan esta problemática.
“El Chagas es una enfermedad de la pobreza, que en Argentina ha sido desatendida y subestimada en la consideración pública. Hay un enorme rango de estimaciones, pero podemos decir que de 1 a 3 millones de argentinos tienen Chagas y necesitamos estadísticas confiables. A partir de las estrategias del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, y de muchas otras organizaciones que colaboran, hemos logrado limitar la transmisión vectorial y lo mismo hemos hecho con la transfusional, por lo que el mayor desafío que tenemos hoy es eliminar la transmisión vertical”, señaló Rubinstein.
El funcionario precisó que si bien ya hay diez provincias certificadas como libres de transmisión vectorial domiciliaria, todavía quedan nueve con prevalencia de Chagas, además de poner de manifiesto la importancia de “trabajar de manera colaborativa con las provincias, la OPS y otras instituciones para lograr la meta del 90 por ciento de los niños diagnosticados y tratados, además de apuntar a estrategias orientadas hacia la eliminación de la transmisión congénita”.
Por su parte, la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham, destacó “que en este país hay mucha historia y experiencia en el abordaje y la investigación del Chagas y cuatro centros colaboradores de OMS especializados con los que trabajamos estrechamente. Tenemos muchos desafíos por delante, ya que la persistencia de la Enfermedad de Chagas sigue siendo un limitante para el desarrollo”.
“Quiero felicitar a los equipos nacionales y provinciales de Argentina por haber logrado un hito importante para la salud pública del país, como la certificación de la eliminación de la malaria por parte de la OMS en mayo pasado. No podemos perder el impulso de este gran logro para también eliminar el Chagas de Argentina”, expresó Birmingham.
Los principales objetivos de estas reuniones serán mapear las iniciativas nacionales y provinciales, actualizar las estrategias según las particularidades de los diferentes escenarios epidemiológicos y consensuar un criterio de trabajo para lograr la eliminación de la transmisión vectorial y vertical del Chagas en Argentina.
“El Chagas es un problema mundial y es una de las enfermedades desatendidas, de las que nadie hablaba hasta 2006; por eso la necesidad imperiosa de contar con información detallada para poder avanzar hacia la eliminación de la transmisión vectorial, que ha disminuido en la región de las Américas, y también la vertical”, evaluó Luis Gerardo Castellanos, jefe de la Unidad de Enfermedades Desatendidas, Enfermedades Tropicales y Enfermedades Transmitidas por Vectores de la OPS/OMS. “Es posible lograr estos objetivos con servicios integrados, generación de información estratégica, abordaje de los determinantes ambientales y sociales, y compromiso de las autoridades”, remarcó el especialista.
Castellanos también expuso sobre los avances de la iniciativa ETMI-plus, desarrollada por la OPS/OMS, que busca lograr y mantener la eliminación de la transmisión materno-infantil de la infección por el VIH, la sífilis, la infección perinatal por el virus de la hepatitis B (VHB) y la enfermedad de Chagas como problemas para la salud pública en la Región de las Américas.
En tanto, el asesor regional de la OPS/OMS en Chagas, Roberto Salvatella, sostuvo que “la prevención, el control y la atención de la enfermedad deben estar incorporados al sistema nacional de salud de manera de fortalecer una vigilancia integral, activa y continua. Para Argentina, es posible establecer como objetivos el tamizaje universal en madres y recién nacidos, así como el diagnóstico y tratamiento a todos los infectados”.
En las sucesivas jornadas de trabajo participan representantes de áreas técnicas de 23 jurisdicciones del país y de los cuatro centros colaboradores de la OMS en Argentina especializados en Chagas, además de especialistas de universidades, fundaciones y organizaciones. El próximo viernes 14 está previsto el lanzamiento de la Red de Resistencia a los Insecticidas, con la participación de autoridades nacionales y de expertos de la OPS/OMS.
La Enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana es una afección parasitaria, sistémica, crónica, transmitida por vectores y causada por el protozoario Trypanosoma cruzi, un parásito transmitido por un insecto conocido en Argentina como “vinchuca”. Con una incidencia anual de 28.000 casos en la Región de las Américas, se estima que afecta a unos seis millones de personas y provoca cada año cerca de 12.000 muertes.