0000
Domingo 19.05.2019  06:22
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Instituciones
Argentina | San Luis | 15-05-2019

Traducir a :   Traducir
El gobernador Alberto Rodríguez Saá inauguró el Centro Oncológico Integral   
El Gobierno invirtió casi $300 millones en las mejoras, en equipar la ex Residencia del Gobernador, en un laboratorio y un acelerador lineal.
Diario La República ( Argentina )
El primer mandatario puntano, Alberto Rodríguez Saá, inauguró este miércoles el Centro Oncológico Integral que funciona en la ex Residencia Oficial de los Gobernadores, una obra histórica que cambiará por completo la atención, el abordaje y la contención de las personas que padecen cáncer.

El complejo, ubicado en el corazón de Puente Blanco, cuenta con tecnología de vanguardia y todo el equipamiento necesario para brindar, desde ahora, todos los servicios de salud para pacientes oncológicos. La construcción, ampliación y la adquisición del equipamiento forma parte del plan de obras públicas provinciales “Sueños Puntanos”.



El acto comenzó a las 12 y junto a Rodríguez Saá participaron del corte de cintas la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, su par de Obras Públicas, Felipe Tomasevich y el equipo médico que se desempeñará en la flamante institución.

Tras la llegada del primer mandatario provincial, el acto inició con la proyección -a través de una pantalla gigante- de un audiovisual que reflejó cómo fue la ampliación y refacción de la ahora ex casa de los gobernadores, el equipamiento de vanguardia que posee, la adquisición de un Acelerador Lineal (clave para realizar los tratamientos de radioterapia y quimioterapia) que antes San Luis no tenía, además de un Laboratorio de Salud Pública fundamental para el diagnóstico de los distintos tipos de enfermedades oncológicas.

El video mostró el paso a paso de la obra, la llegada de los equipos y cómo se hicieron los últimos detalles para la esperada apertura.

Luego, el locutor oficial leyó una carta enviada desde Carolina del Norte, Estados Unidos, por la oncóloga puntana Mirtha Toscano Casimir, quien reside en Houston. En el texto manifestó su alegría por la inauguración y adelantó que colaborará permanentemente con la flamante institución sanluiseña.

Aplaudido por la gente, Alberto brindó luego un mensaje cargado de agradecimientos y emoción.

“Estoy muy agradecido al pueblo de San Luis, que ha tenido la paciencia, la sabiduría, la comprensión de entender que algo tan emblemático como lo es la Residencia de Gobernadores, que data más o menos de los años 60, se convirtiera, se facilitara o no se convirtiera en un hecho controversial, sino que pasara a ser de un centro de poder a un centro de salud, a este Centro Oncológico Integral. En esto hay que ser agradecido. Personalmente es un enorme sueño, porque cuando uno vive ahí el lugar tiene mucho de egoísta. Pero cuando hay mucha necesidad puede tener una mejor función. Ese sueño, o decisión, es fácil en lo personal, pero es complicada en lo institucional. Y que haya sido aceptado por todos, con un lindo sentimiento, es muy bueno”, expresó Alberto.


“Quiero agradecer a todos estos profesionales que hoy nos acompañan. Voy a mirar muchas veces esta foto, para sentirme rodeado de los profesionales, muchos jóvenes, que se harán cargo de este importante avance en la calidad de nuestro servicio de salud. Médicos, paramédicos y enfermeros. Me siento agradecido y la alegría de inaugurar el Centro Oncológico Integral”, añadió.

Más tarde, Alberto recordó que, como mucha gente, una de sus familiares padeció cáncer. El gobernador contó cómo fueron esos momentos.

“De chico tenía una tía, chiquitita de altura y enorme de corazón. Zulema Paz Montero, hermana de mi mamá. Tendría yo unos 9 años y ella nos llenaba de cariño, de afecto. Convertía a cada sobrino en hijo propio y un día llegó la noticia triste de que tenía esa enfermedad fea que ni queremos nombrar. Esto ocurrió a fines de los ’50. La ciencia no estaba tan evolucionada y cuando tuvo que tratarse vino el desarraigo, con toda la familia conmovida, muchos hermanos y sobrinos. Durante casi un año luchó, peleó, pero no ganó. Esto pasó en mi familia, pero que nos ocurre a todos alguna vez. Hace falta poner todo el espíritu y la lucha para salir y ganarle a la enfermedad. También tener la contención del sistema de salud, pero para tratarse viene el desarraigo y el problema se multiplica. Es muy feo el desarraigo, algunos dicen que la pena del desarraigo es la más dura. Como los delitos que tienen pena, el desarraigo es la peor. Por eso esto es muy solidario y muy bueno. Es un centro integral, para luchar contra la enfermedad. Y lo tenemos en San Luis. La radioterapia, que tenía un avance en el Hospital Central, se continuó. La rehabilitación se hará frente al Hospital San Luis y acá, en el Centro Oncológico Integral, con sus laboratorios. Y lo más complicado, la quimioterapia, que tiene a su vez su internación. Todo en un parque espectacular, con mucha contención. También los centros de estética que quizá parezca que no es nada, pero es mucho, sobre todo para la mujer, que cuando quiere y necesita normalizarse en la vida siente que su cuerpo no está en condiciones. En eso también vamos a ayudarlas y contenerlas. Para que recuperen la templanza y puedan seguir luchando. Ya tenemos las armas, los procedimientos y el lugar donde podemos luchar por la vida”, destacó el gobernador.

“Estoy re feliz, re agradecido, inauguramos hoy un camino en el que participan e involucran los jóvenes profesionales. Estamos incorporando Watson, una inteligencia artificial que nos conecta con el mundo e indica si los diagnósticos son los correctos. Ahora lo tenemos acá. Éste es el camino para solucionar los problemas de San Luis. También es la idea del Hospital Central, que lo miro todos los días y ya aparecen las primeras torres, los movimientos de cemento y que el año próximo vamos a inaugurarlo todos. Con el Hospital Central queremos tener toda la nueva complejidad que nos falta. Para que ningún habitante de San Luis tenga que ir a otra provincia ni a otro centro a recibir la asistencia del sistema de salud. A su vez debemos devolverle al mundo, cuando algún paciente de otra provincia no encuentre soluciones, nosotros con los brazos abiertos le brindaremos la atención. Alguna vez lo hicieron por nosotros y ahora estamos en condicionesde ayudar a quienes lo necesiten”, sostuvo.

En otro tramo de su mensaje, Alberto se refirió a la convocatoria de médicos y otros profesionales de la salud que hará la Provincia próximamente.

“Necesitamos más médicos, más paramédicos. En el interior y con razón nos dicen que faltan médicos y paramédicos. Vamos a abrir una suerte de concurso para invitar a médicos de la Argentina que quieran venir a San Luis, al interior. En nuestros hospitales estamos construyendo residencias para que el profesional que venga tenga un lugar para vivir mientras presta su servicio. ¡Viva la salud pública y gratuita!. ¡Viva nuestro Centro Oncológico Integral!. ¡Vivan nuestros jóvenes profesionales y la provincia de San Luis!”, cerró Alberto.

Luego de su discurso, Rodríguez Saá cortó las cintas albicelestes junto a Sosa Araujo, Tomasevich, los médicos del Centro Oncológico, la senadora por el departamento Pueyrredón, María Angélica Torrontegui y la presidenta de Laboratorios Puntanos, Zulema Rodríguez Saá.

En la caminata por los jardines del ingreso a la propiedad, un grupo de obreros que trabajó en la obra saludó a Alberto y luego llegó hasta la puerta principal donde lo esperaban dos pacientes oncológicos que se recuperan de su dolencia: Nancy Castro y el pequeño Lionel Sosa.

Allí, los tres, junto a la ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, descubrieron la placa que conmemorará la inauguración. Alberto la leyó por varios segundos y se conmovió al ver todos aquellos que trabajaron para concretar un largo anhelo sanluiseño.

Minutos más tarde, Rodríguez Saá recorrió todo el complejo y saludó uno por uno a los doctores encargados de cada sector. También paseo por los jardines de la ex Residencia Oficial y saludó a más obreros e invitados especiales. Fue un mediodía feliz por el sueño cumplido y cargado de esperanzas.