0000
Martes 19.02.2019  03:02
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Bioética y Desarrollo Social
Argentina | Salta | 10-02-2019

Traducir a :   Traducir
Salta es la provincia con más femicidios de la Argentina   
Ese año, la provincia tuvo la tasa más alta del país en asesinatos a mujeres: fue del 3,32. Un total de 16 de las 23 chicas muertas tenía entre 16 y 30 años.
El Tribuno ( Argentina )
Salta registró la tasa más alta de femicidios a nivel país durante 2017, según el primer informe de estadísticas oficial sobre la problemática, elaborado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Al de 2018 no lo terminaron todavía.

La provincia se ubicó en primer lugar con 23 femicidios. La tasa que obtuvo fue de 3,32, con relación a la población de mujeres que era de 692.309.

En segundo lugar se ubicó Santiago del Estero con 15 femicidios y en tercer lugar se posicionó Jujuy con 11 mujeres víctimas de femicidio.

La subsecretaria de Criminalidad del Ministerio de Seguridad de la Nación, Mariela Budiño, explicó a El Tribuno: "Lo importante es que nos pudimos poner de acuerdo dos organismos del Estado en colaborar con nuestras propias bases de datos y cruzarlas para confeccionar este informe que es lo que más se acerca a la realidad".

Seguridad de la Nación cuenta con la recolección por envío de las provincias de las denuncias policiales y la Defensoría del Pueblo posee un observatorio que sigue medios y luego sigue cada uno de los casos a través de la fiscalía.

A las 23 víctimas de femicidios directos ocurridos en Salta se suman dos hombres que fueron víctimas de femicidios vinculados, por lo que suman 25. Esa cantidad representa el 8,1% del total de víctimas de femicidios del país que fue de 308. La tasa nacional para ese período fue de 1,31.

Un 64% de las mujeres asesinadas en Salta, es decir, 16 eran jóvenes. Tenían entre 16 y 30 años, lo cual coincide con la tendencia nacional.

También en el 64% de los casos (16), el femicida era pareja íntima de la víctima. En tanto, en el 16%, o sea, en cuatro casos, era familiar.

La mayor cantidad de femicidios (14) ocurrieron en el domicilio particular y en segundo lugar, nueve acontecieron en la vía pública.


"El femicidio es un fenómeno complejo. Nosotros pudimos detectar otro número importante y es que solamente el 16% de las mujeres víctimas de femicidios habían denunciado alguna vez. El Estado tiene un límite para el ingreso y el conocimiento del fenómeno. Una cosa es hacer política de seguridad ciudadana que es lo que pasa en la vía pública y otra cosa es poder llegar a este lugar que es de intimidad, el hogar. Por eso nosotros siempre decimos que es muy importante que hayan buenos canales de denuncias y que las mujeres denuncien", dijo Budiño.

En este sentido, desde Seguridad se contempla "trabajar la posibilidad de un tercer colaborador, es decir, que un tercero pueda denunciar y que esa denuncia pueda ser investigada".

Respecto a las armas o mecanismos utilizados, es significativo destacar que el arma blanca concentra el 32%, con ocho casos, siendo que a nivel nacional la mayor frecuencia la tiene el arma de fuego. En segundo lugar está el ahorcamiento-

Sobre este punto, días pasados Carolina Barone, directora de Ejecución de Políticas de Género del Ministerio de Seguridad de la Nación, le había dicho a El Tribuno: "Algo que llama la atención es que el arma usada se divide en la misma proporción entre armas de fuego, armas blancas y la asfixia y en las dos últimas tiene que ver con el ensañamiento, con provocar una muerte que sea dolorosa".

Hijos del femicidio

Desde la Subsecretaría de Criminalidad buscan visibilizar el fenómeno de "los hijos del femicidio". De los 308 femicidios que hubo en el país en 2017, entre mujeres muertas y femicidios vinculados, "quedaron 206 menores de edad huérfanos y de los femicidios vinculados que son 28, unos 11 son menores de 15 años y siete eran hijos del femicida", informó la subsecretaria. El año pasado el Congreso visibilizó esta problemática con la aprobación de la ley Brisa que contempla que los niños que quedaron huérfanos producto del femicidio de sus madre reciban una compensación económica.

"El Estado también tiene que empezar a abordar distintos programas de contención no solamente económicos sino también sociales porque esos chicos se quedaron huérfanos y quien mato a su madre o era su padre o alguien que era una relación directa de su madre. Eso es muy complejo", finalizó Budiño.