0000
Miércoles 20.03.2019  03:41
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Epidemiología, SIDA y E.T.S.
Argentina | Chubut | 10-01-2019

Traducir a :   Traducir
Alerta por hantavirus: Epuyén ya tiene el doble de casos que Chubut en todo 2018   
El año pasado hubo 14 afectados en toda la provincia; las autoridades confirmaron ayer que son 24 las personas infectadas y que murieron otros tres pacientes
La Nación ( Argentina )
Con los 24 afectados que fueron confirmados ayer oficialmente, el brote de hantavirus en Epuyén ya casi duplica los 14 casos registrados el año pasado en Chubut . "Esto es una tragedia", afirmó durante una conferencia de prensa Adrián Pizzi, ministro de Salud provincial.

Se trata del valor anual más alto desde 2013 para esta infección, que el año pasado acumuló en todo el país 98 diagnósticos confirmados. Con tres nuevas muertes conocidas ayer, el brote suma nueve decesos. En 2018, la infección causó 14 muertes en Salta , Buenos Aires, Neuquén, Río Negro, Santa Fe y Chubut. "Ya no es un problema de Epuyén. Tenemos otras localidades y otro país [por Chile] con una punta de brote", alertó el funcionario.

La investigación epidemiológica del brote, en la que participan técnicos del laboratorio nacional de referencia para hantavirus y la Unidad de Contención Biológica del exinstituto Malbrán, reconstruyó cómo habría sigo el "posible contagio interhumano" entre 23 de los 24 afectados.


Uno de los casos es el de una enfermera chilena que comenzó con síntomas la semana pasada. Habría enfermado tras estar en contacto con una empleada administrativa del Hospital de Epuyén. La mujer permanecía internada en grave estado en Puerto Montt, de acuerdo con lo que comunicaron autoridades sanitarias chilenas. El Ministerio de Salud del país vecino empezó a recomendar que los que viajen a Epuyén o áreas cercanas usen barbijo y se laven las manos con frecuencia, entre otras medidas, para reducir el riesgo de contraer la enfermedad.

"La estrategia que se plantea es el aislamiento de los familiares y los contactos estrechos de los casos positivos o sospechosos. La situación es muy compleja", afirmó Pizzi. El funcionario comentó que se está estudiando la manera de imponer el aislamiento a un grupo de pobladores que podrían transmitir el virus: "Son alrededor de 60 casos sospechosos y tenemos casos de pobladores que no responden como deberían a nuestro requerimiento, por eso buscaremos un aislamiento obligatorio o alguna forma legal para que cumplan esta medida sanitaria".

Tampoco se descarta el traslado de algunos afectados a la unidad de terapia intensiva del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, a unos 600 kilómetros de Esquel.

En tanto, los 2000 pobladores de la apacible y paradisíaca localidad donde en noviembre pasado comenzó el brote conviven entre la conmoción y el desconcierto. Equipos de técnicos que llegan desde Buenos Aires colaboraron con la toma de 400 muestras analizadas para confirmar o descartar la infección, incluidos "todos los contactos del cumpleaños [en el que se] originó el brote, los empleados de la Municipalidad de Epuyén y el personal profesional y no profesional del Hospital de Esquel", según se precisó desde la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr. Carlos Malbrán ante la consulta de LA NACION.

Conmoción
Ayer fue otro día difícil para los habitantes de la comarca andina desde el inicio del brote, el 3 de noviembre pasado, con la confirmación de otras tres muertes. Esa lista sumó a Jessica Valle, una joven de 30 años de una familia de Epuyén que ya había perdido en este brote a otros dos integrantes: el padre, Aldo Valle, empleado municipal de Epuyén, y Loreley, hermana de Jessica. Con otra mujer y un adolescente de 16 años, ya son nueve los casos fatales.

"No podemos creer lo que estamos viviendo. Nos conocemos todos. Algunos tienen miedo de salir a la calle. Pero otros, incluso conocidos de los fallecidos o que tuvieron contacto, no quieren someterse al aislamiento que pide el Ministerio de Salud", dijo Anabella, empleada en un quiosco de Epuyén, en diálogo con LA NACION. "Estamos consternados. Se rompió la calma y no sabemos cómo vivir con este miedo", sostuvo.

Durante una conferencia de prensa, los directores del Área Programática de Salud y el Hospital Zonal de Esquel, Pablo Nouveau, Jorge Elías y Antonio Mugno, explicaron ayer que dos de las últimas víctimas permanecían en la unidad de terapia intensiva del Hospital Zonal de Esquel, mientras que la tercera estaba en el sector destinado a los casos sospechosos de la infección.

En cuanto a la condición de los pacientes, señalaron que cuatro permanecen en terapia intensiva y otros cuatro en la sala para casos sospechosos. Se investigan actualmente otros 60 casos.

Confirmaron que las nueve muertes están asociadas con el brote, incluida una mujer residente de Trevelin.

El brote también está afectando la temporada de turismo en la zona, con la suspensión de cuatro fiestas tradicionales previstas hasta mediados del mes en El Hoyo, El Maitén, Lago Puelo y, este fin de semana, en el mismo Epuyén. Pero desde el Ministerio de Turismo de Chubut se invita a que quienes viajen sigan las indicaciones del Ministerio de Salud local. "No hay que tener miedo, sino precaución", señaló el ministro Herman Müller.


Ayer trascendió que el gobierno provincial no descarta usar la fuerza pública, si es necesario. "A los ciudadanos de las zonas complicadas les pedimos que tengan la mayor responsabilidad posible y que acaten las directivas que va definiendo el Ministerio de Salud", remarcó Federico Massoni, ministro de Gobierno provincial. Ante la consulta de los medios, confirmó que hay "una presencia férrea [de las instituciones y las fuerzas de seguridad] en la comarca andina". Y agregó: "Llamamos a todos, y en especial a las personas de Epuyén, a tomar conciencia de que esta situación se debe combatir con la colaboración y un gran compromiso de todos".

Esto fue luego de que Massoni se comunicara con Patricia Bullrich , ministra de Seguridad de la Nación, para contar con la colaboración de la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura en la difusión a la población de "las medidas de seguridad que tienen que tomar para que esta enfermedad no se siga propagando".

Desde anteayer, el director y el vicedirector de la Unidad de Contención Biológica de la Anlis se encuentran trabajando en Bariloche, Esquel y Epuyén para intensificar las tareas para controlar el brote. En las próximas horas se sumará al trabajo con las autoridades sanitarias locales Miriam Burgos, subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles de la Secretaría de Salud de la Nación.

Elías informó que también se está trabajando con las autoridades sanitarias de Puerto Montt, en Chile.

Con la colaboración de Ana Tronfi


  Hallaron hantavirus en un hongo silvestre